Otros deportes

Emma Raducanu, la chica maravilla, hace historia en el US Open: derrotó a la campeona olímpica y es la primera clasificada en llegar a las semifinales

El último grande de esta temporada, el US Open, podría ser recordado como el torneo en el que Novak Djokovic alcanzó el récord de 21 títulos de Grand Slam y, por ende, los cuatro Majors en línea (marca alcanzada por última vez por Rod Laver, en 1969). Para ello, el serbio todavía debe ganar tres partidos. Pero si hay algo por lo que esta edición de Flushing Meadows será evocada es por las jóvenes raquetas que brillaron sorpresivamente y superaron los límites hasta aquí conocidos: el español Carlos Alcaraz (18 años) y la canadiense Leylah Fernández (19) son los mayores exponentes. Y también, claro, la británica Emma Raducanu (18).

Raducanu, actual 150° del ranking, encandiló a todos en el último torneo de Wimbledon, para el que recibió una invitación. Simpática, ágil, con un juego arriesgado, se convirtió en la mimada del público londinense y todos se estremecieron cuando debió retirarse en los octavos de final ante la australiana Ajla Tomljanovic. Fue la mujer británica más joven en llegar a esa instancia en el All England en la Era Open, pero aquella jornada la presión la pasó por encima y tuvo problemas respiratorios. Se recuperó pronto, aquella explosión le dejó aprendizajes y continuó adelante.

Encaró este Abierto de los Estados Unidos desde la clasificación y, al vencer a la suiza Belinda Bencic (11° preclasificada, flamante campeona olímpica en Tokio) por 6-3 y 6-4, en el Arthur Ashe, se convirtió en la primera jugadora en llegar a las semifinales del certamen neoyorquino habiendo superado la Qualy (encima, lo hizo sin perder sets). Su próxima rival será la vencedora del match entre la checa Karolina Pliskova (4°) o la griega Maria Sakkari (17°). Raducanu se aseguró un premio de US$ 675.000 (antes de debutar en Wimbledon había logrado en su carrera módicos 39.558 dólares).

La chica maravilla, a quien bautizaron como “la nueva Coco Gauff” en el último Wimbledon, representa a un crisol de razas, tan común en estos tiempos de globalización. Tres continentes, cuatro países. Nació en Toronto, Canadá, su padre, Ian, es rumano y su madre, Renee, es china, pero residen en Gran Bretaña desde los dos años. La familia se dedica a las finanzas.

Sebastián Torokmié, 8 de septiembre de 2021 4:22 p. m.

US Open: la británica Emma Raducanu superó a la suiza Belinda Bencic y avanzó, por primera vez, a las semifinales de un Grand Slam.

La británica Emma Raducanu, semifinalista de Flushing Meadows.
La británica Emma Raducanu, semifinalista de Flushing Meadows. (ELSA/)

Raducanu es la cuarta tenista clasificada en alcanzar las semifinales de un Grand Slam en la Era Abierta (desde 1968), pero la primera en Nueva York. Se unió en la estadística a la australiana Christine Dorey (en el Abierto de Australia 1978), a la estadounidense Alexandra Stevenson (en Wimbledon 1999) y a la argentina Nadia Podoroska (Roland Garros 2020).

Además, Raducanu es la tercera mujer clasificada ubicada fuera del Top 100 en llegar a las semifinales del US Open, uniéndose a Billie Jean King en 1979 y Kim Clijsters en 2009.

Sebastián Torokmié, 8 de septiembre de 2021 4:22 p. m.

El último grande de esta temporada, el US Open, podría ser recordado como el torneo en el que Novak Djokovic alcanzó el récord de 21 títulos de Grand Slam y, por ende, los cuatro Majors en línea (marca alcanzada por última vez por Rod Laver, en 1969). Para ello, el serbio todavía debe ganar tres partidos. Pero si hay algo por lo que esta edición de Flushing Meadows será evocada es por las jóvenes raquetas que brillaron sorpresivamente y superaron los límites hasta aquí conocidos: el español Carlos Alcaraz (18 años) y la canadiense Leylah Fernández (19) son los mayores exponentes. Y también, claro, la británica Emma Raducanu (18).

Raducanu, actual 150° del ranking, encandiló a todos en el último torneo de Wimbledon, para el que recibió una invitación. Simpática, ágil, con un juego arriesgado, se convirtió en la mimada del público londinense y todos se estremecieron cuando debió retirarse en los octavos de final ante la australiana Ajla Tomljanovic. Fue la mujer británica más joven en llegar a esa instancia en el All England en la Era Open, pero aquella jornada la presión la pasó por encima y tuvo problemas respiratorios. Se recuperó pronto, aquella explosión le dejó aprendizajes y continuó adelante.

La británica Emma Raducanu, de 18 años, es la primera jugadora en alcanzar las semifinales del US Open tras haber superado la clasificación.
La británica Emma Raducanu, de 18 años, es la primera jugadora en alcanzar las semifinales del US Open tras haber superado la clasificación. (TIMOTHY A. CLARY/)

Encaró este Abierto de los Estados Unidos desde la clasificación y, al vencer a la suiza Belinda Bencic (11° preclasificada, flamante campeona olímpica en Tokio) por 6-3 y 6-4, en el Arthur Ashe, se convirtió en la primera jugadora en llegar a las semifinales del certamen neoyorquino habiendo superado la Qualy (encima, lo hizo sin perder sets). Su próxima rival será la vencedora del match entre la checa Karolina Pliskova (4°) o la griega Maria Sakkari (17°). Raducanu se aseguró un premio de US$ 675.000 (antes de debutar en Wimbledon había logrado en su carrera módicos 39.558 dólares).

La chica maravilla, a quien bautizaron como “la nueva Coco Gauff” en el último Wimbledon, representa a un crisol de razas, tan común en estos tiempos de globalización. Tres continentes, cuatro países. Nació en Toronto, Canadá, su padre, Ian, es rumano y su madre, Renee, es china, pero residen en Gran Bretaña desde los dos años. La familia se dedica a las finanzas.

La británica Emma Raducanu, semifinalista de Flushing Meadows.
La británica Emma Raducanu, semifinalista de Flushing Meadows. (ELSA/)

Raducanu es la cuarta tenista clasificada en alcanzar las semifinales de un Grand Slam en la Era Abierta (desde 1968), pero la primera en Nueva York. Se unió en la estadística a la australiana Christine Dorey (en el Abierto de Australia 1978), a la estadounidense Alexandra Stevenson (en Wimbledon 1999) y a la argentina Nadia Podoroska (Roland Garros 2020).

Además, Raducanu es la tercera mujer clasificada ubicada fuera del Top 100 en llegar a las semifinales del US Open, uniéndose a Billie Jean King en 1979 y Kim Clijsters en 2009.h

Si Leylah Fernández y Raducanu ganan sus próximos desafíos en el cemento neoyorquino (la canadiense se medirá con la bielorrusa Aryna Sabalenka, 2°), el Arthur Ashe será el escenario de la primera final entre adolescentes en el US Open desde 1999, antes de que naciera cualquiera de los dos, cuando Serena Williams, de 17 años, venció a Martina Hingis, de 18.

La victoria ante Bencic la lleva a Raducanu al borde del Top 50 del mundo y la convertirá en la número uno británica (actualmente es Johanna Konta, 46°, que ocupó ese lugar desde el 5 de octubre de 2015), habiendo comenzado el último Wimbledon en el puesto…, 338°.

Te puede interesar

Velocistas ecuatorianos listos para volver a las pistas en medio del COVID-19

Director

Marta Arce, la matriarca del judo paralímpico se despide en Tokio

Director

«El crujido del escorpión»: una luchadora de MMA inmovilizó a su oponente con una llave poco común y ganó el combate

Director

Leave a Comment