Otros deportes

La gran promesa del baloncesto español se retira con solo 22 años

Tras una década de éxitos en la que se han logrado tres Europeos, un subcampeonato mundial y una medalla de plata olímpica, la selección española femenina de baloncesto afronta ahora un período de renovación y muchas esperanzas estaban puestas en Iris Mbulito. Sin embargo, la que era gran promesa del básquet nacional ha anunciado su retirada con tan solo 22 años debido a los continuos problemas físicos.

Hija de la exbaloncestista ecuatoguineana nacionalizada española Purificación Mbulito, el nombre de esta jugadora canaria empezó a sonar cuando tenía tan solo 13 años al ganar los Campeonatos de España Cadete e Infantil con el SPAR Gran Canaria recibiendo además varias distinciones individuales

En 2013 se convirtió en la jugadora más joven en debutar en la Liga Femenina al hacerlo con apenas 14 años, 6 meses y 17 días (récord superado posteriormente por Emma Florez) y desde el primer momento impresionó llegando a superar los 30 de valoración en algún partido. Sin embargo, su carrera se comenzó a torcer en 2015.

Se rompió el ligamento cruzado y la precipitación hizo que regresara de forma prematura a las canchas volviendo a sufrir la misma lesión solo nueve meses después. En total, se pasó casi dos años en el dique seco y en pleno proceso de formación, por lo que le tocó empezar prácticamente de cero.

Regresó a las canchas en 2016 de la mano de nuevo del Spar Gran Canaria. En su primera temporada tras su vuelta descendió a Liga Femenina 2, pero en la siguiente volvía a mejorar su nivel. Sin embargo, justo antes la Fase de Ascenso sufrió otra lesión de hombro y no pudo participar. Además, su equipo no consiguió regresar a la máxima categoría del baloncesto femenino español.

Afortunadamente, la jugadora se recuperó a tiempo para disputar ese verano de 2018 el Europeo sub-20 de Hungría, en el que España consiguió el título y Mbulito fue elegida la MVP del torneo

Firmó varias actuaciones sobresalientes, incluida una canasta en los últimos segundos en el duelo de cuartos de final frente a Francia que dio la victoria a las españolas. Parecía que aquel torneo iba a suponer su despegue definitivo, pero los problemas físicos volvieron a cruzarse posteriormente en su camino.

Justo después de aquel campeonato, Mbulito se trasladó a Estados Unidos para jugar en el equipo de la Universidad de Arizona State con la vista puesta en la WNBA, pero su hombro no ha dejado de darle problemas desde entonces. Tras tres años y 81 partidos en la NCAA, ha dicho basta. “Hasta luego, baloncesto. Tengo que cuidar de mi mente y mi cuerpo”, escribía en su cuenta de Instagram anunciando su retirada de las canchas por tiempo indefinido.

Te puede interesar

Tenista Serena Williams está lista para volver a la arcilla luego de intenso entrenamiento

Director

Corrientes: Habilitarían deportes al aire libre

Director

Si el 2021 de Paula Badosa te ha gustado, el 2022 tiene una pinta descomunal

Director

Leave a Comment