El 4×200 libre femenino australiano, récord del mundo

Barcelona, 25 jul (EFE).- El equipo australiano femenino del relevo largo, formado por Ariarne Titmus, Madison Wilson, Brianna Throssell y Emma McKeon, batió este jueves el récord mundial de la distancia en 7:41.50 y acabar con un tope que databa de Roma 2009 y que consiguió el cuarteto chino (7:42.08).

Las oceánicas del 4×200 libre se impusieron a las estadounidenses, que formaron con Simone Manuel, Katie Ledecky, Melanie Margalis y Katie McLauglin, que con 7:41.87 fueron plata y batieron el récord norteamericano.

El bronce fue para las canadienses (7:44.35) con Kayla Sánchez, Taylor Ruck, Emily Overholt y Penny Oleksiak. Las estadounidenses habían ganado los últimos cuatro títulos, pero se encontraron con la calidad de las ‘aussies’, especialmente en Titmus y McKeon.

El récord mundial es el tercero conseguido en este Mundial de Gwangju. El húngaro Kristof Milak, un nadador de 19 años, batió este miércoles con 1:50.73 el récord mundial de los 200 mariposa que tenía el mítico Michael Phelps desde el Mundial de Roma 2009 en 1:51.51. Anteriormente en los 100 braza, el británico Adam Peaty batió su tope mundial al nadar en 56.88.

En la sesión de este jueves, el australiano Matthew Wilson, con 2:06.67, igualó el récord mundial de los 200 braza que ahora comparte con el japonés Ippei Watanabe.

(c) Agencia EFE